¡Haga realidad sus vacaciones!

Elegir el tipo de alojamiento

Fichas prácticas

Hotel, habitación independiente, alquiler, camping… ¡Hay tantas posibilidades de alojamiento para las vacaciones que a veces resulta difícil elegir! Sin embargo, cada opción presenta sus ventajas, y la mejor fórmula depende del tipo de viaje y de lo que se busque en el momento. Estas son algunas pistas para elegir mejor…

Elegir el tipo de alojamiento

El hotel

Los hoteles están sujetos a unas normas estrictas, y el Ministerio de Turismo los clasifica en diversas categorías según el confort y la presencia del establecimiento.

  • La calidad de los hoteles varía según el número de estrellas, de 1 a 5. Antes de reservar, es conveniente analizar las expectativas de confort, equipamientos o tarifas. Si piensa salir tarde y volver pronto cada día, más vale optar por una habitación agradable, bastante grande y con buenas vistas.
  • Aunque puede reservar la habitación del hotel directamente en el sitio oficial, también puede dirigirse a las centrales de reservas. Estas ofrecen en ocasiones promociones muy interesantes, por lo que es bueno comparar precios. Ahora bien, examine las condiciones con detalle, lo que está incluido y lo que no, y las posibilidades de cancelación.
  • Algunos hoteles cuentan con habitaciones familiares para alojarse con niños, o con habitaciones contiguas comunicadas que se transforman en suites. A las familias numerosas les interesan este tipo de establecimientos, que, por otra parte, suelen contar con equipamientos adaptados al público infantil.
  • Las vacaciones en hotel evitan realizar las tareas cotidianas, ya que estas las lleva a cabo el personal del establecimiento. Además, las sábanas y toallas las proporciona el hotel, lo que evita tener que ir sobrecargado de equipaje.

El alquiler de vacaciones o la casa rural

Casa o apartamento amueblado, los alquileres de vacaciones o casas rurales permiten viajar a cualquier región de Francia y disfrutar de cierta intimidad.

  • Los alquileres de vacaciones se reservan generalmente por una semana, de sábado a sábado. Sin embargo, en la actualidad hay más flexibilidad en algunos alojamientos, que pueden aceptar alquileres de fin de semana, por días o incluso por un día. Es preciso preguntar a cada propietario para conocer las condiciones concretas de cada alquiler.
  • Los alquileres de de vacaciones están amueblados y poseen obligatoriamente una cocina, un cuarto con ducha o baño, un WC, una sala de estar y una o varias habitaciones. Algunos cuentan con un extenso jardín y equipamientos exteriores como una piscina, lo que puede ser muy atractivo para las familias con hijos.
  • Algunos alquileres llevan el sello de un organismo independiente, lo que los concede un nivel de confort que varía de 1 a 5, al igual que ocurre con la hostelería. La valoración obtenida también sirve de orientación para los turistas que reservan un alojamiento antes de su estancia, y les proporciona una cierta garantía.
  • Los alquileres de vacaciones o casas rurales se suelen reservar de forma directa con el propietario del lugar, o a veces a través de una agencia que se encarga de la logística. Salvo raras excepciones, al realizar la reserva del alquiler de vacaciones se solicita una fianza y una señal. En caso de cancelación, el propietario puede retener total o parcialmente estas cantidades a modo de indemnización.
  • La ropa de casa no suele estar incluida de forma gratuita en los alquileres de vacaciones. A veces se proporciona previo pago de un suplemento, pero si no es así, hay que llevar sábanas, toallas y trapos de cocina.
  • Los inquilinos de las casas rurales deben dejar el alojamiento como lo encontraron, por lo que hay que limpiarlo antes de devolver las llaves. A veces, los propietarios ofrecen un servicio de limpieza con un coste adicional.

La habitación independiente

Una de las ventajas que señalan los incondicionales de las habitaciones independientes es la acogida, ya que se trata de una estancia en la casa del propietario. Lo más habitual es alquilar para estancias cortas, pero también se permiten estancias de varias semanas.

  • Las habitaciones alquiladas se encuentran dentro de la residencia principal de los propietarios o en un edificio contiguo. Los servicios privados no son obligatorios en las habitaciones independientes, y hay veces hay que compartir estas instalaciones con los demás inquilinos de la casa.
  • En la mayoría de los casos, el desayuno está incluido en el precio de cada día. Si no lo está, se ofrece de forma opcional para los que lo desean. Esta comida se toma en una estancia común, con los demás inquilinos, si los hay, de la casa. A veces, los propietarios del sitio se unen a los huéspedes para aconsejarles y compartir los tesoros turísticos del territorio.
  • Algunas habitaciones independientes ofrecen opcionalmente una cena servida en una mesa independiente. Por lo general, los platos se componen de productos regionales. Es importante informarse por adelantado de esta posibilidad, así como de la disponibilidad para poder reservar. También es posible recibir cestas de pícnic para el día, previa solicitud del inquilino, si los propietarios ofrecen este servicio.
  • Es indispensable realizar una reserva antes de salir, sobre todo en temporada alta. Las habitaciones independientes no son soluciones de última hora, y a que se corre el riesgo de encontrar un establecimiento completo o no disponible.
  • Existen habitaciones independientes familiares para 4, 5 o más personas, así que está fórmula no está exclusivamente reservada a las parejas. Algunos establecimientos ofrecen incluso accesorios como cunas o tronas. Los propietarios pueden recibir información sobre las diferentes posibilidades al realizar la reserva.
  • Algunas habitaciones independientes de gran categoría cuentan con instalaciones complementarias, como piscina, jacuzzi, pistas de tenis… En estancias prolongadas, estas posibilidades resultan interesantes para divertirse sin alejarse demasiado.

El camping

Aunque a veces se considera como menos confortable, el camping es una excelente forma de estar lo más cerca posible de la naturaleza a unos precios asequibles.

  • Clasificados de 1 a 4 estrellas, los campings pueden ofrecer una gama de servicios muy amplia. Suelen estar situados en lugares estratégicamente agradables, como cerca de una playa, un lago o un bosque.
  • Por lo general, los campings ofrecen a los turistas alquileres de parcelas para tienda o caravana. Pero también existen otros tipos de alojamiento posibles, como las casas móviles o los chalets. Estos, en función de sus dimensiones, pueden ser el alojamiento ideal para las familias.
  • No todos los campings ofrecen animaciones u otras actividades en sus instalaciones. Los establecimientos más corrientes solo ofrecen una parcela, electricidad y el agua. Estos están destinados a los turistas móviles, los que cambian de destino con frecuencia. Si se pretende permanecer en un mismo sitio una o varias semanas, es preferible elegir un camping que ofrezca, por ejemplo, fórmulas de restauración rápida, actividades acuáticas o animaciones.

Otros alojamientos

También existen otros tipos de alojamientos de vacaciones:

  • El albergue de juventud ofrece un alojamiento barato en dormitorios comunes o habitaciones. Para acceder a estos albergues hay que ser miembros de la asociación nacional. Están clasificados por categorías según el confort o la restauración.
  • El albergue de etapa permite a los turistas móviles, tanto peregrinos como senderistas, tener un lugar donde pernoctar a cubierto.
  • Las residencias de vacaciones permiten alquilar un apartamento en poblaciones turísticas. Ofrecen instalaciones deportivas y de ocio, lo que sirve para conjugar turismo y diversión.
Volver a las fichas prácticas
Sus vacaciones
Un hotel
Un alquiler de vacaciones
Una casa rural
Un camping
Una actividad de ocio
Un restaurante
Un coche de alquiler
Un billete de avión
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia como usuario. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información y configurar