¡Haga realidad sus vacaciones!

Disfrutar del clima durante todo el año

Fichas prácticas

Con sus numerosos paisajes, Francia cuenta con diferentes climas, que varían según las regiones. Cada estación posee su propio encanto, y resulta agradable descubrir los diferentes rincones de Francia bajo la nieve, con el sol deslumbrante del verano, con los colores que adornan el otoño o durante la floración de la primavera. En cualquier período, el visitante encontrará siempre algo nuevo por descubrir y apreciar.

Disfrutar del clima durante todo el año

Climas variados

Situada en el extremo oeste del continente europeo, Francia cuenta con una gran variedad de climas que contribuyen a la heterogeneidad de las cuatro estaciones.

  • Francia goza de un clima templado y de estaciones bastante marcadas según las regiones. Generalmente, los inviernos más fríos se dan en las zonas altas de montaña, y los veranos más secos, en el sur, en la costa mediterránea.
  • El principal clima que se encuentra en Francia es el oceánico o semicontinental. Presenta unos inviernos relativamente benignos, y unos veranos suaves, en regiones tan agradables como Poitou-Charentes o Baja Normandía. También cuenta con un clima mediterráneo en la Costa Azul, fundamentalmente, y con un clima de montaña en los Alpes o los Pirineos. Esta variedad aporta una dimensión propia los diferentes paisajes, que tienen un aspecto diferente en cada período.
  • Con los territorios de ultramar, Francia cuenta también con un clima tropical, como por ejemplo en las Antillas o La Reunión. Así, es posible disfrutar de unas temperaturas particularmente elevadas y ponerse moreno en las playas durante todo el año.

¿Cuándo viajar?

Cada estación posee sus atractivos, pero las actividades practicadas deben adaptarse en función del período. Las estancias fuera de las épocas más demandadas permiten evitar las riadas de turistas y disfrutar de unas tarifas mejores.

  • Aunque el invierno es en apariencia la estación menos propicia para descubrir el país, es una estación agradable si se está bien equipado. Algunas regiones gozan de temperaturas bastante suaves para esta estación, habitualmente fría, y se pueden realizar visitas sin sufrir los rigores de los vecinos nórdicos, por ejemplo. Evidentemente, es el mejor período para disfrutar de los placeres de los deportes de deslizamiento en la montaña y de los deportes de invierno. En los Alpes, el Jura o los Pirineos, un gran número de estaciones acogen a los esquiadores que buscan sensaciones fuertes. También es posible iniciarse en la travesía con raquetas, el esquí de travesía o el luge. Desde principios de diciembre, la innivación es bastante importante en las zonas altas de los Alpes y los Pirineos. Según los años, la estación puede prolongarse hasta marzo o abril.
  • En primavera, Francia se engalana con sus mejores flores para cautivar a sus visitantes. Se trata seguramente de la mejor estación para disfrutar de las actividades al aire libre y de los preciosos jardines del país. En general, el tiempo es benigno y bastante bueno, y los parques se cubren con mil y un colores. También es la época ideal para visitar los castillos del Loira, por ejemplo, y pasar algunas horas en sus espléndidos jardines.
  • Es difícil no sucumbir al calor que irradia el sol en Francia en verano. Se dan todas las condiciones para pasar unas agradables vacaciones a orillas del mar. Con sus numerosas costas, el país no solo cuenta con algunas de las más bellas playas de Europa, sino también con las más protegidas. Bronceado, baño, paseos por la orilla del mar… las actividades al aire libre abundan cuando aprieta el calor estival. Esta estación es muy turística en Francia, y permite disfrutar de todos los sitios turísticos que están abiertos en esta época del año y no se pueden visitar en otoño o invierno. Ahora bien, la enorme afluencia de turistas también provoca algunos embotellamientos en las regiones más frecuentadas, y habrá que armarse de paciencia en algunos desplazamientos. ¡El sol y la alegría de vivir, sin embargo, deberán paliar estos pequeños inconvenientes!
  • Tampoco hay que menospreciar el otoño, con sus espléndidos colores y los árboles que se cubren con hojas rojas, amarillas y anaranjadas. Además, al principio de la estación las temperaturas siguen siendo suaves y suelen reservar grandes sorpresas. Por otra parte, el país acoge menos turistas en esta estación, lo que garantiza una cierta tranquilidad en los sitios turísticos. Los que no soportan las aglomeraciones seguro que aprecian esta época del año. Quienes desean prolongar el verano pueden encontrar lo que buscan, ya que se trata de una de las mejores estaciones para descubrir Córcega, ese pequeño paraíso que aún cuenta con muchas horas de sol en septiembre y octubre, y con unas temperaturas especialmente suaves.
  • Les estaciones en los departamentos de ultramar suelen estar desfasadas con respecto a la metrópoli. Así, el verano pleno será más duro de soportar en Guadalupe, mientras que en el mes de enero se puede disfrutar de un sol agradable.
Volver a las fichas prácticas
Sus vacaciones
Un hotel
Un alquiler de vacaciones
Una casa rural
Un camping
Una actividad de ocio
Un restaurante
Un coche de alquiler
Un billete de avión
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia como usuario. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso.
Más información y configurar