Realizar el camino de Santiago

Turismo, Viajes & Vacaciones en Francia

Turismo > Fichas prácticas > Realizar el camino de Santiago
Realizar el camino de Santiago

Los caminos de Santiago atraen cada año a miles de personas que vienen a reencontrarse consigo mismo realizando esta larga peregrinación. Pero antes de lanzarse a esta hermosa aventura, espiritual y cultural, hace falta un poco de preparación. Veamos algunos consejos prácticos…

LA PREPARACIÓN

  • Una de las primeras cuestiones que hay que plantearse es si queremos viajar con una persona o con varias. Obviamente, aunque uno viaje en solitario, nunca se encontrará solo en los caminos de Santiago, ya que estos deparan numerosos encuentros. Para viajar con otras personas hace falta un buen entendimiento y el deseo de compartir una experiencia intensa con ellas.
  • A continuación, hay que decidir el recorrido en función del tiempo del que se dispone. Hay que calcular una velocidad media de marcha de 3 a 4 km a la hora, a razón de 4 a 5 horas. Según la capacidad física de cada uno, unos necesitarán menos tiempo y otros más. Recorrer el camino hasta Santiago de una sola tirada exige alrededor de 3 meses, pero también se puede realizar la peregrinación tramo a tramo, reanudando cada vez el trayecto en la meta de la vez anterior. Al establecer el itinerario, tampoco se pueden pasar por alto las infraestructuras de alojamiento ni los lugares que hay que visitar.
  • Prever de antemano el viaje de vuelta, que se puede realizar en avión, utilizando los transportes colectivos terrestres, ¡o incluso a pie por la ruta de la Costa Cantábrica para los más voluntariosos!
  • El presupuesto necesario para la peregrinación varía mucho en función del tipo de alojamiento y de restauración elegidos. Los establecimientos reservados a los caminantes cuentan con unos precios módicos. El camping y la cocina de camping gas también permiten reducir los gastos.
  • La elección de la estación tiene mucha importancia. Aunque se puede realizar el itinerario durante todo el año, las condiciones no siempre son iguales Los días son más cortos en invierno, y muchos alojamientos están cerrados en esta época. La bruma, la niebla, e incluso la nieve pueden hacer acto de presencia. Por otro lado, el verano es muy caluroso y tormentoso, y la afluencia turística alcanza su punto más alto. Las estaciones intermedias (primavera u otoño) parecen las más adecuadas.
  • Para certificar que el caminante es un peregrino que se dirige a Compostela, hay que retirar antes de la salida la "Credencial" en las asociaciones de Amigos de Santiago. Se trata de una especie de pasaporte del peregrino en el que se estampa un sello en cada etapa. Se suele solicitar dicho sello en los centro de alojamiento, y facilita el eventual recurso a las autoridades civiles y religiosas.
  • La preparación física es primordial. Lo ideal es caminar regularmente las semanas previas a la salida, cargando con un peso similar al que se vaya a llevar en la mochila. Utilice el calzado de la peregrinación siempre que sea nuevo, con el fin de que sus pies se acostumbren a la horma.

EL MATERIAL

  • Hay que optimizar el conjunto del material que se lleva para que la carga total sea lo más ligera posible. Cuanto menos peso se lleve, menos costará caminar, sobre todo después de varias horas. Por término medio, la mochila no debe superar los 10 kg en el caso de las mujeres, y los 12 kg en el de los hombres. Tenga en cuenta que este peso debe incluir una botella de agua llena y las eventuales provisiones.
  • En el camino, se puede encontrar de todo (prendas, medicamentos, etc.) No hace falta llevar cosas "por si acaso".
  • La elección de una buena mochila es importante. La mochila es el único objeto que merece la pena que sea más pesado a cambio de un mayor confort. Conviene probarla con carga.
  • El calzado de marcha debe ser de buena calidad. Los criterios de selección son la ligereza, la buena sujeción del tobillo y la impermeabilidad.
  • Un calzado bueno evita la formación de ampollas. Existen calcetines dobles o de rizo que resultan más confortables para la marcha.
  • Un bastón telescópico puede ser útil para amortiguar el esfuerzo en las pendientes, franquear los arroyos, y ayudar a caminar en caso de un pequeño esguince. También puede servir como instrumento de defensa en caso de ataque de algún animal vagabundo.
  • Quienes vayan a España deberán solicitar a la CPAM la tarjeta sanitaria europea para que les reembolsen el dinero con más facilidad si es necesario.
  • Otros objetos indispensables que el peregrino deberá albergar en su mochila son estos:
  • Ropa ligera, que puede ser de Goretex y tejido polar
  • Chancletas, zapatillas o un par de calcetines cortos para que los pies descansen por la noche
  • Crema solar, gafas y un sombrero
  • Una cantimplora
  • Un pequeño botiquín
  • Mapas muy detallados para el conjunto del recorrido

EL ALOJAMIENTO

  • A lo largo del recorrido existen numerosas posibilidades de alojamiento: hoteles, albergues, albergues de peregrinos, casas rurales o campings. Los establecimientos para peregrinos vienen indicados en las guías.
  • En temporada alta, conviene reservar con antelación los establecimientos para peregrinos.
  • Si todos los establecimientos están llenos, diríjase a la parroquia, el ayuntamiento o la gendarmería, y allí le encontrarán un lugar donde pasar la noche, aunque la comodidad sea precaria.

LA MARCHA

  • Para caminar bien, hay que alimentarse bien. Un desayuno fuerte es fundamental Llevar consigo algún tentempié (chocolate, frutos secos, barras energéticas) para el trayecto ayuda a aportar las calorías necesarias y a evitar las crisis de hipoglicemia. Para la cena, es conveniente tomar pasta o arroz, porque aportan azúcares lentos.
  • En verano, emprender la ruta por la mañana temprano para evitar las horas de máximo calor. Llegando pronto al destino, se puede dormir una siesta, visitar la ciudad o preparar tranquilamente la etapa siguiente.
  • Protegerse bien del sol con un sombrero y gafas y aplicarse crema solar cada dos horas.
  • Beber mucho y regularmente con el fin de evitar la deshidratación, los calambres, una tendinitis o, sencillamente, una pájara. Hay que beber antes de tener sed. Siempre se puede llenar la cantimplora en las casas de los pueblos del camino. En ocasiones, los parques o los cementerios cuentan con grifos de agua potable. No hay que beber del agua de los torrentes o de los ríos, ya que pueden contener bacterias.
  • Para disminuir las rozaduras y evitar las ampollas, llevar dos pares de calcetines finos, uno encima de otro.
  • Cuidar bien los pies todas las tardes. Relajarlos, masajearlos, meterlos en agua. Reventar y cuidar las ampollas que puedan salir.
  • Con el fin de mantener el buen ambiente de la peregrinación, procurar respetar a los demás peregrinos, a los habitantes de las regiones de paso, a los comerciantes y a los voluntarios con los que se crucen en el camino.

Hotel Le Hameau Du Kashmir
El Hotel Le Hameau Du Kashmir, situado en la estación de esquí de Val Thorens, ofrece acceso directo a las pistas de esquí y cuenta con sauna, piscina...
Francia
Guía móvil
¡Cuando ya esté de vacaciones, podrá encontrar toda Francia en su móvil!
Alquiler Coches
Ofertas especiales, compare los precios
Hoteles en línea
Aproveche nuestras ofertas especiales. Reserve su estancia y ahorre dinero.
Actividades de ocio Francia
¡Encuentre su actividad y reserve en línea!
Camping Francia
¡Descubra multitud de campings a precios ventajosos! Buenos planes