Llevar a un animal de vacaciones

Turismo, Viajes & Vacaciones en Francia

Turismo > Fichas prácticas > Llevar a un animal de vacaciones
Llevar a un animal de vacaciones

Ir de vacaciones con un animal de compañía no siempre resulta fácil. Un animal no es un mero equipaje y no tiene por qué estar acostumbrado a viajar. Veamos algunos consejos prácticos para cuidar de un animal durante el viaje, y conseguir que tanto él como su dueño disfruten de las vacaciones.

DURANTE EL VIAJE

  • Si el animal no está acostumbrado, puede sentirse mal durante el viaje. No darle de comer en las 6 horas anteriores a la salida.
  • Justo antes de salir, llevarle a dar un pequeño paseo o dejarle que juegue para que desentumezca las patas todo lo posible.
  • Disponer de una cantidad suficiente de agua como para evitar que se deshidrate.
  • Para los animales de tamaño medio, como los gatos y los perros pequeños, utilizar una jaula confortable. La mayoría de las jaulas son de plástico rígido perforado, para permitir la circulación del aire. Ninguna parte del animal debe sobresalir de la jaula. La jaula debe ser lo suficientemente grande como para que el animal pueda mantenerse erguido, girar sobre sí mismo y tumbarse con toda comodidad. Cubrir el fondo de la jaula con algo absorbente, como una manta. Los animales de gran tamaño deberán viajar con un lazo.
  • Para los pájaros, disponer de una toalla o tela para cubrir la jaula durante el trayecto. Así, los pájaros estarán tranquilos y harán menos ruido, y no le molestarán ni a usted ni a los pasajeros.
  • Si el trayecto se realiza en coche, coloque al animal en la parte trasera, y pliegue la banqueta si es posible cuando se trate de un animal grande. También se puede instalar una red o una rejilla de separación si el animal se mueve mucho. Mantener las ventanillas entreabiertas durante el viaje y no dejar nunca al animal solo en un coche expuesto al sol, ni siquiera con agua.
  • En los transportes colectivos, existen unas normas estrictas para los animales. En casi todos los casos hay que pagar el servicio, quedando exceptuados los perros lazarillo. Veamos un resumen de las condiciones para cada modo de transporte:
  • En avión: Hay que declarar el animal al efectuar la reserva, especificando su especie y su raza. Los perros y gatos pequeños suelen ser admitidos en la cabina como equipaje de mano, pero los de un tamaño mayor deberán ir en la bodega (presurizada, climatizada y ventilada). Es más difícil encontrar compañías que admitan pájaros, conejos o hámsters. Preséntese en el aeropuerto con tiempo de sobra para completar las formalidades referentes al animal.
  • En tren: Les perros deben llevar bozal (salvo los perros lazarillo). Vigile para que no molesten a los demás pasajeros, ya que estos tienen todo el derecho a quejarse al personal de a bordo. El animal debe permanecer en el pasillo o en el extremo del vagón. En los trenes nocturnos, hay que reservar un compartimento específico al animal y a su dueño.
  • En autobús: Las compañías de autocares suelen permitir el transporte de pequeños animales domésticos siempre que vayan en una jaula. No suelen admitir perros grandes.
  • En barco: Según la compañía elegida, los animales pueden viajar por lo general en un espacio reservado. También se puede dejar al perro dentro del coche en el caso de que se embarque el vehículo en el barco. En este caso, el viaje del animal resulta gratuito.
  • En taxi: Con excepción de los perros lazarillo, el conductor puede negarse a aceptar animales a bordo. Suele ser más fácil pedir un taxi que admita animales. Por el transporte de animales se factura un pequeño suplemento.

EN EL LUGAR DE VACACIONES

  • Pocos hoteles aceptan animales sin objeciones. Si se trata de perros grandes, es obligatorio informar y prevenir al establecimiento al realizar la reserva. Los animales pequeños son aceptados con más facilidad. En ocasiones, hay que pagar un suplemento.
  • Algunos alquileres de vacaciones, casas rurales o residencias de vacaciones aceptan animales. En estos casos, también es necesario avisar por adelantado y especificar el tipo de animal.
  • Con raras excepciones, los campings aceptan a los animales con tal de que vayan atados, estén vacunados y tatuados.
  • Por respeto al propietario y para poder pasar unas vacaciones tranquilas, es preciso cumplir las reglas propias de cada establecimiento y lugar de vacaciones.
  • Durante las salidas, no exigir del animal un esfuerzo físico muy superior al que esté acostumbrado. Evitar las horas de mayor calor e hidratar al animal regularmente. No quitarle el lazo si no obedece sin rechistar.
  • Aunque el régimen alimentario del animal no debe cambiar durante las vacaciones, se pueden aumentar ligeramente las raciones en el caso de que los esfuerzos físicos sean mucho mayores que los de costumbre.

Radisson Blu 1835 Hotel & Thalasso, Cannes
El Radisson Blu 1835 Hotel & Thalasso goza de una ubicación magnífica en el centro de Cannes, a solo 5 minutos a pie del Palais des Festivals, el bulevar...
Francia
Anuario Campings
Anuario de campings de calidad en Francia
Alquiler Coches
Ofertas especiales, compare los precios
Hoteles en Francia
Compare los precios de cientos de hoteles en Francia
Alquileres de vacaciones
Alquileres en Francia: casa, chalets, casas de madera, casas solariegas, casas con tejado de paja, etc.