¡Haga realidad sus vacaciones!

Guía de Altos-de-Francia

Turismo, vacaciones y fines de semana en Altos-de-Francia

Guía de Altos-de-Francia - Turismo, vacaciones y fines de semana en Altos-de-Francia

Tierra acogedora y auténtica, que mezcla naturaleza, cultura y tradiciones, la región de Altos-de-Francia ofrece a sus visitantes una gran variedad de atractivos y actividades. La naturaleza le depara paisajes variados, que van de los bosques, boscajes y llanuras cerealísticas a los hortillonnages (huertos en zonas semipantanosas) de Amiens, pasando por las playas y acantilados de roca caliza del litoral. Los caminos de senderismo de los parques naturales regionales de Avesnois, los Cabos y Marismas de Ópalo, Scarpe-Escaut y Oise-País de Francia, las inmensas playas de arena fina, los pintorescos pueblos de pescadores y las elegantes localidades playeras de la Costa de Ópalo y la Costa de Picardía harán las delicias de los veraneantes que buscan relajación, desconexión y tranquilidad. La famosa bahía de Somme, declarada Gran Sitio de Francia, pertenece al restringidísimo club de las bahías más bellas del mundo. En este paraíso ornitológico, además de numerosas especies de aves podrá contemplar una impresionante colonia de focas comunes.

En cuanto al patrimonio construido, estos son algunos de los atractivos que hacen de esta región del norte de Francia un destino envidiable: las ciudades histórico-artísticas de Boulogne-sur-Mer, Cambrai, Laon, Lille y Roubaix, con sus múltiples tesoros culturales y arquitectónicos; los majestuosos campanarios inscritos en el patrimonio mundial de la UNESCO; la pequeña ciudad llena de encanto de Senlis; los maravillosos castillos de Chantilly, Compiègne y Pierrefonds; las famosas catedrales góticas de Amiens y de Beauvais; la magnífica ciudad medieval de Coucy-le-Château-Auffrique; las bellas iglesias fortificadas de Thiérache; o la pintoresca y pequeña ciudad de Bergues, a la que ha dado fama la película Bienvenidos al norte; sin olvidar el ambiente festivo y distendido del carnaval de Dunkerque y del mercado de Lille.

Por su carácter típico y por su abundante patrimonio cultural, la región de Altos-de-Francia es un lugar ideal para pasar un fin de semana o para una estancia más duradera.

Guía de Altos-de-Francia

Aisne

Mezclando naturaleza y patrimonio histórico, Aisne invita a sus visitantes a descubrir la ciudad de Laon y su catedral gótica, les iglesias fortificadas de Thiérache y el bosque de Saint-Gobain y la reserva natural de la marisma de Isle.

Norte

El Norte invita a recorrer su ciudad cultural, Lille, conocida por su Palacio de Bellas Artes, su barrio antiguo y su «braderie» (mercadillo), pero también a descubrir las ciudades fortificadas de Bergues, Gravelines y de Le Quesnoy, los pintorescos molinos de Flandes y el famoso carnaval de Dunkerque.

Oise

Departamento del hipismo por excelencia, Oise es el territorio de los enormes bosques idóneos para las actividades deportivas, los castillos majestuosos, las catedrales góticas, las abadías reales y las ciudades cargadas de historia y de tradiciones.

Paso de Calais

Paso de Calais presenta sitios naturales y paisajes variados, que van de la Costa de Ópalo a la marisma de Audomar pasando por el sitio de los Cabos, idóneos para el descanso y la práctica de actividades como el carro de vela, el golf, la marcha, la natación o incluso la bicicleta.

Somme

Entre las riquezas de Somme figuran la famosa catedral de Amiens, declarada patrimonio mundial de la UNESCO, los estanques del Alto Somme, la costa picarda y sus elevados acantilados gredosos, la bahía de Somme y el parque ornitológico de Marquenterre, lugar predilecto para múltiples especies de aves.

Fines de semana en Altos-de-Francia