¡Haga realidad sus vacaciones!

Guía de Borgoña-Franco Condado

Turismo, vacaciones y fines de semana en Borgoña-Franco Condado

Guía de Borgoña-Franco Condado - Turismo, vacaciones y fines de semana en Borgoña-Franco Condado

Gracias a su patrimonio natural excepcional, Borgoña-Franco Condado constituye un destino predilecto para los amantes del turismo verde y los amantes de los paisajes preservados. Esta bella región campestre es conocida en el mundo entero por sus viñedos prestigiosos y su cocina genuina. Con sus apacibles boscajes, sus extensos viñedos, sus bosques misteriosos, sus macizos montañosos, sus cursos de agua, sus grandes lagos y sus innumerables estanques, seguro que le cautiva. Para desconectar, no hay nada mejor que una caminata por el Parque Natural Regional de los Balones de los Vosgos, el de Morvan o el de Alto Jura, un paseo romántico por la apacible meseta de los Mil Estanques o un paseo en bicicleta a lo largo de la apacible Vía Verde de Saona y Loira. Y para relajarse en un entorno natural y disfrutar de los placeres del agua, diríjase al lago de Les Settons (Nièvre), el lago de Saint-Point (Doubs) o los lagos de Chalain y Vouglans (Jura).

A estas riquezas naturales, hay que añadir un patrimonio arquitectónico de gran interés. Entre las ciudades histórico-artísticas con un patrimonio extraordinario, que dan testimonio del pasado glorioso de la región podemos citar a Dijon, con el palacio de los duques de Borgoña; Besançon, con la ciudadela Vauban; Auxerre, con su catedral gótica; Belfort, con su majestuoso León; Dole, con sus viejas casas; La Charité-sur-Loira, con su priorato cluniacense; Nevers, con su palacio ducal, o Montbéliard, con el castillo de los duques de Wurtemberg. También sobresalen los famosos Hospicios de Beaune; la magnífica basílica de Vézelay; la increíble construcción medieval de Guédelon; la salina real de Arc-y-Senans; el monte Beuvray, con su maravillosa panorámica y el museo de Bibracte; el yacimiento de Alésia, con sus vestigios galorromanos y su Muséo Parc. Y no se pueden olvidar las abadías de Cluny, Fontenay y Pontigny, ni los castillos de Ancy-le-Franc, Bazoches, Berzé-le-Châtel, Cormatin y Tanlay.

Borgoña-Franco Condado no solo es apreciada por los amantes de la naturaleza y los monumentos antiguos, sino que también hace las delicias de los gastrónomos y los amantes de los grandes vinos. Su gastronomía, auténtica y sabrosa, satisface los paladares, con especialidades y platos reputados como los famosos vinos de Borgoña y del Jura, el licor de grosellas, los quesos comté, époisses y cancoillotte, la salchicha de Morteau, los huevos en meurette (salsa de vino), el gallo con vino amarillo, la potée comtoise (guiso local) o el pan de especias.

Los fanáticos del rock, por su parte, no pueden perderse el famoso festival Eurockéennes de Belfort, que se celebra en julio a orillas del lago de Malsaucy.

Con un patrimonio rico y variado, Borgoña-Franco Condado cuenta con muchísimos atractivos para encantar a los visitantes.

Guía de Borgoña-Franco Condado

Côte-d'Or

Famoso por su prestigioso viñedo, Côte-d'Or cuenta con un rico patrimonio arquitectónico del que dan testimonio la abadía de Fontenay, la ciudad de Beaune y su famoso ayuntamiento o la ciudad de arte y de historia de Dijon, capital de Borgoña.

Doubs

Doubs ofrece un gran abanico de sorpresas con sus grandes bosques jalonados por múltiples caminos para senderistas, sus bonitos pueblos y su ciudad fortificada, Besançon, capital del Franco Condado

Alto Saona

Bosques, ríos, extensos espacios verdes y la meseta de los Mil Estanques: este es el retrato de Alto Saona, denominado "la isla verde".

Jura

Macizo jurásico, compuesto por maravillosos paisajes de bosques de abetos, pastos alpinos, de lagos y cascadas, rico patrimonio construido y deliciosas especialidades gastronómicas, todo esto está por descubrir en el departamento de Jura.

Nièvre

Departamento del agua y de la hierba, Nièvre invita a los amantes de la naturaleza a descubrir los bosques salvajes de Le Morvan, los lagos, los estanques y los cursos de agua como los del río Loira y el canal de Nivernais.

Saona y Loira

Situado al sur de Borgoña, Saona y Loira tiene mucho que ofrecer, con sus 300 kilómetros de vías navegables, sus numerosas iglesias románicas, sus espléndidos castillos, su Vía Verde y sus famosas especialidades gastronómicas como el buey charolés, las aves de corral de Bresse y los vinos de Mâconnais.

Territorio de Belfort

El Territorio de Belfort, el departamento más pequeño de Francia si exceptuamos la región parisina, invita a sus visitantes a descubrir la ciudad de Belfort y su imponente ciudadela, sus pueblos floridos, el lago de Malsaucy o el Balón de Alsacia.

Yonne

Además de los paisajes variados, donde se alternan viñas del célebre viñedo de Chablis, los bosques de Le Morvan, los verdes pastos, los bosquecillos y los cursos de agua, Yonne también invita a sus visitantes a descubrir la vieja ciudad medieval de Auxerre, la basílica románica de Vézelay, la catedral gótica de Sens y los castillos renacentistas de Ancy-le-Franc y de Tanlay.

Fines de semana en Borgoña-Franco Condado