¡Haga realidad sus vacaciones!

Ciudades y pueblos du Languedoc-Rosellón

Guía turismo, vacaciones y fines de semana en Languedoc-Rosellón

¿A dónde piensa ir?

Ciudades y pueblos du Languedoc-Rosellón

Aude

En el corazón de Languedoc, entre Cabardès y el litoral mediterráneo, venga a descubrir Aude, una tierra con un rico patrimonio, del que dan testimonio la famosa ciudad fortificada de Carcasona, la ciudad Histórico-Artística de Narbona, los castillos del País Cátaro, como Peyrepertuse y Quéribus, las abadías de Fontfroide y Lagrasse o las esculturas románicas del maestro de Cabestany que adornan algunos edificios religiosos... También podrá disfrutar de un paseo por la Montaña Negra o por el Parque Natural Regional de la Narbonesa en el Mediterráneo para contemplar unos paisajes vírgenes y preservados, antes de practicar algún deporte acuático y descansar en las playas de arena fina de las seis localidades playeras de Aude...

Gard

Situado entre el Macizo Central, el Mediterráneo, el valle del Ródano y Languedoc, el departamento de Gard disfruta de una situación privilegiada. A esta ventaja geográfica se añade una amplia gama de atractivos, que van desde los pueblos provenzales y las ciudades con un rico patrimonio, como Nimes, Uzès, Aigues-Mortes y Beaucaire, hasta el famoso puente del Gard, inscrito en el patrimonio mundial de la UNESCO, pasando por los paisajes preservados de la Camarga del Gard y del Parque Nacional de Cévennes.

Hérault

Situado en el corazón de Languedoc, a orillas del Mediterráneo, Hérault es un destino privilegiado de los amantes de la ociosidad, con sus centros turísticos y su litoral jalonado de largas playas de arena ideales para descansar. Hérault también ofrece a sus visitantes una multitud de propuestas culturales y naturales. Las ciudades con un rico patrimonio, como Montpellier, Pézenas y Lodève, el interior de Languedoc, sus bonitos pueblos y sus paisajes preservados que hacen las delicias de los amantes de la naturaleza y del senderismo o el valle del Hérault y sus dos famosas cuevas con espléndidas formaciones constituyen otros tantos atractivos para descubrir.

Lozère

Lozère, antigua provincia de Gévaudan, es un paraíso para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad. Situado en pleno corazón del Macizo Central, alberga unos paisajes excepcionales, variados y preservados, que hacen las delicias de los aficionados al senderismo. Aubrac, Margeride, las gargantas del Tarn y del Jonte, las Causses mesetas y las Cevenas son grandes espacios salvajes y auténticos, salpicados de pintorescos pueblos y aldeas, que se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta de montaña, siguiendo los innumerables caminos y senderos que atraviesan Lozère.

Pirineos Orientales

Con una insolación excepcional a lo largo de todo el año, los Pirineos Orientales, situados al norte de Cataluña, ofrecen a los amantes del patrimonio natural y construido infinidad de atractivos: el litoral mediterráneo, jalonado de extensas playas de arena fina ideales para relajarse; la costa Bermeja, cuyo encanto pintoresco sirvió de inspiración a muchos artistas; la meseta elevada de Cerdaña, con sus paisajes luminosos; los relieves pirenaicos, entre los que destaca el famosísimo pico del Canigó; las villas fortificadas y los hermosos pueblos, cuyos tesoros arquitectónicos hacen las delicias de los aficionados a los monumentos antiguos... ¡Una gran diversidad paisajística que permite, alternando los placeres, disfrutar de la montaña y del mar!