¡Haga realidad sus vacaciones!

Ciudades y pueblos de Champaña-Ardenas

Guía turismo, vacaciones y fines de semana en Champaña-Ardenas

¿A dónde piensa ir?

Ciudades y pueblos de Champaña-Ardenas

Ardenas

Ardenas es un territorio ondulado y verde atravesado por el Mosa y sus numerosos afluentes. Tiene atractivo tanto para los aficionados al ocio al aire libre -bosque de Ardenas, la Vía Verde Trans-Ardenas, lagos de Bairon y Les Vieilles-Forges- como para los apasionados de la arquitectura, con la inmensa fortaleza de Sedán, las iglesias fortificadas de Thiérache, la conocida plaza Ducal de Charleville-Mézières y la ciudad fortificada en forma de estrella de Rocroi. A estos atractivos hay que añadir el Parque Argonne Découverte, cuyas actividades harán las delicias de grandes y pequeños.

Aube

Con sus 9.000 m² de cristaleras, Aube es el departamento francés con mayor riqueza de vidrieras. Troyes, la ciudad medieval de las diez iglesias, es el destino soñado para descubrir este excepcional patrimonio religioso. Además de sus paisajes de viñas, bosques y colinas, Aube ofrece también otros recorridos que no hay que perderse, como su ruta del champán, jalonada de bodegas, sus grandes lagos, ideales para las actividades deportivas y sus admirables iglesias con entramado de madera.

Alto Marne

Alto Marne, al sureste de la región Champaña-Ardenas, es un lugar destacado de la cestería y de la cuchillería, y además de sus actividades ancestrales, conserva un importante patrimonio histórico y arquitectónico, testimonio de los siglos pasados. Personajes ilustres, como el general de Gaulle y los filósofos Voltaire y Diderot, por no citar más que a algunos, han dejado aquí su huella. Con respecto a la naturaleza, los paisajes de los bosques -cerca del 40 % de la superficie del departamento- y de las llanuras onduladas, surcados por senderos y caminos señalizados, invitan a practicar el senderismo. El lago del Der y los cuatro lagos del País de Langres, así como la cantidad de ríos y estanques que salpican este apacible territorio, hacen de él un destino predilecto de los aficionados a la pesca, la ornitología y las actividades náuticas.

Marne

Mundialmente famosa por su champán, además de sus riquezas vitícolas, Marne dispone de un maravilloso patrimonio arquitectónico, del que dan testimonio los edificios de las ciudades de Reims y de Châlons-en-Champagne, las encantadoras iglesias del Pays del Der y del valle del Ardre o la magnífica basílica de L'Épine. ¡Un gran programa que hará disfrutar a los amantes de la mesa y a los entusiastas de los monumentos religiosos! Los amantes de las actividades náuticas tampoco pueden quejarse, ya que cuentan con el gran lago artificial de Europa: el lago de Der-Chantecoq.