¡Haga realidad sus vacaciones!

Ciudades y pueblos de los Alpes

Guía turismo, vacaciones y fines de semana en los Alpes

¿A dónde piensa ir?

Ciudades y pueblos de los Alpes

Ain

El departamento de Ain está situado entre el valle del Saona y los Alpes y comparte frontera con Suiza. Con sus regiones variadas y preservadas, puede enorgullecerse de poseer un rico patrimonio natural. Dombes, con sus mil estanques, Bugey, Revermont, la Bresse saboyana, el País de Gex y el Alto Jura son territorios cuya belleza hará las delicias de los aficionados a la naturaleza y al ocio al aire libre. A esta riqueza paisajística, con alternancia de bosques, laderas con viñas, valles, escarpes, ríos, lagos, estanques, bosquecillos y relieves montañosos, hay que añadir su arquitectura típica, con granjas con chimeneas sarracenas, casas fuertes y bonitos pueblos. Ain es un lugar destacado de la gastronomía, y cuenta con un buen número de especialidades famosas: ¡el ave de Bresse, la quenelle de lucio con salsa Nantua, el pescado y las ranas del Dombes, el bleu de Gex, el comté, los vinos de Le Bugey o la galette de Pérouges le harán relamerse de gusto!

Alta Saboya

Alto Saboya es rico en sitios extraordinarios y cuenta con un patrimonio natural excepcional. El majestuoso macizo del Mont-Blanc, techo de Europa, es el paraíso de todos los entusiastas del alpinismo, del esquí y de los paisajes asombrosos. Las enormes superficies esquiables, las famosas estaciones de deportes de invierno, las Reservas Naturales, las prestigiosas estaciones termales, los lagos idóneos para las actividades acuáticas, la magnífica ciudad de Annecy, denominada la Venecia de los Alpes o las deliciosas especialidades de Saboya, son otras tantas bazas que hacen de Alto Saboya un destino privilegiado.

Altos Alpes

Entre Provenza y Alpes del Norte, se encuentra el departamento montañoso de Altos Alpes (su altitud media es la más alta de Francia), que cuenta con una insolación excepcional durante todo el año. Además de una gran variedad de paisajes -que van desde los bosques, pastos de montaña y valles preservados hasta las elevadas cumbres y glaciares, pasando por las gargantas salvajes-, este vasto territorio posee un rico patrimonio arquitectónico, tanto en las acogedoras ciudades como en los pueblos típicos, donde las tradiciones, sobre todo las pastorales, se mantienen muy vivas. Sus 6.800 km de caminos de senderismo, sus conocidos territorios esquiables, sus lugares de escalada y sus numerosos ríos y torrentes hacen de este lugar un destino natural privilegiado, propicio para la práctica de innumerables actividades al aire libre, tanto en verano como en invierno.

Isère

Situado en la antigua provincia del Delfinado, a caballo entre los Alpes y la llanura del Ródano, el departamento de Isère cuenta con un rico patrimonio natural. Sus magníficos paisajes de macizos montañosos, que van de la Chartreuse a Vercors, pasando por la cadena de Belledonne, Le Trièves y Oisans; sus lagos aptos para la práctica de actividades acuáticas; o sus tres parques naturales, que son el Parque Natural Regional de la Chartreuse, el Parque Natural Regional de Vercors y el Parque Nacional de Les Écrins, lo convierten en un destino ideal para los amantes de la naturaleza y del ocio al aire libre. El atractivo de Isère también se basa en sus ciudades históricas, como Vienne, Grenoble y Crémieu, sus pueblos típicos, sus afamadas estaciones de esquí, su gastronomía o sus tradiciones...

Saboya

Saboya, reino del oro blanco, posee todos los ingredientes para satisfacer a los entusiastas de la montaña, la naturaleza y los deportes alpinos. En este departamento se encuentran algunas de las estaciones de deportes de invierno y de las superficies esquiables más famosas del mundo. La ruta de los Grandes Alpes, con sus magníficos paisajes de montañas con cimas nevadas y pastos de montaña donde pacen las vacas, permite franquear puertos que superan los 2 000 metros de altitud. ¡Desconexión garantizada! Saboya también es conocida por sus excelentes productos gastronómicos y sus famosas especialidades culinarias, que tan buenos momentos deparan en buena compañía en torno a una mesa.